Recuperación de Datos

Ya hemos mencionado en más de una ocasión que el recurso más valioso de las empresas en la actualidad es la información. Y no sólo es valioso, sino también peligroso. Una pérdida o una fuga de datos puede tener importantes repercusiones legales. Es por ello que ponemos los mejores medios para salvaguardar la información. Sin embargo, las medidas preventivas a veces fallan, y es entonces cuando entran en juego los sistemas de recuperación de datos.

Recuperación de datos frente a los desastres

La pérdida de datos es una de esas cosas que entra en la categoría de “a mi no me puede pasar”. Pero pasa. Y con más frecuencia de la que creemos.

Pongámonos en el peor de los casos: nuestro disco duro ha dejado de funcionar, y, por el motivo que sea (dejadez, fallo de planificación, fallo del dispositivo físico…), no disponemos de copia de seguridad. Por tanto, hemos perdido todos nuestros valiosos datos.

Los fallos pueden ser de naturaleza variada, pero en líneas generales, se agrupan en:

  • Lógicos: originados en fallos del sistema operativo o de software de controladores. La recuperación de la información es posible mediante software especializado y siempre dentro de unos límites.
  • Físicos: por fallo mecánico y/o eléctrico de los dispositivos de almacenamiento. Requieren de instalaciones especializadas para la recuperación.

Así pues, una pérdida de datos no tiene por qué ser definitiva. Los sistemas de recuperación de datos permiten recuperar fallos físicos y lógicos de los dispositivos de almacenamiento, sean estos de la naturaleza que sean (discos duros mecánicos o SSD, pendrives, cintas de backup, tarjetas SD, móviles…).

Recuperación de datos frente al ransomware

Existe, además, el peligro del ransomware. Este tipo de malware “secuestra” los datos de nuestro ordenador mediante cifrado y pide un rescate monetario a cambio de su descifrado. Nunca debemos pagar este rescate, ya que, aparte de que estaríamos fomentando este tipo de delincuencia, no tenemos ninguna garantía de que nos vayan a dar la clave para el descifrado

Existen en muchos casos mecanismos para recuperar los datos cifrados por determinados ransomwares.

Sea cual sea la causa de la pérdida de datos (físca, lógica, ransomware…), es fundamental no manipular de ninguna manera los dispositivos afectados. Si se mantienen estos dispositivos en uso, la pérdida puede ser aún mayor y llegar a ser irrecuperable. Lo mejor es dejar los equipos apagados y recurrir cuanto antes a un servicio especializado.

Cordero y Asociados pone a su disposición todos los recursos necesarios para que nunca de sus datos por perdidos. ¡Contacte con nosotros e infórmese!

LLAME

915 500 694