¿En qué podemos ayudarte?

Estás aquí:
< Atrás

Es una situación de pánico que muchos hemos vivido. Vamos a buscar un archivo o carpeta con datos importantes y no la encontramos. De repente hemos perdido todo el trabajo del último mes o las fotos de la infancia de nuestros hijos. La catástrofe está servida y nuestra prioridad ahora es recuperar los archivos borrados.

Lo primero que debemos considerar ante este tipo de situaciones es la importancia de las copias de seguridad. Si eran datos tan importantes, ¿cómo es posible que no tuviésemos una copia de los mismos en otro dispositivo, como un disco externo? Pues no sólo es posible, sino que también es relativamente frecuente.

Aún así, no todo está perdido. Tenemos distintas posibilidades para recuperar nuestros preciados datos.

Recuperar archivos borrados que no se han borrado

Sí, el título de esta sección es correcto. Y es que uno de los casos más frecuentes es el de mover accidentalmente carpetas o archivos. Suele ocurrir pinchando y arrastrando por error, fruto de las prisas.

La buena noticia es que nuestros archivos o carpetas no se han borrado. La mala es que no sabemos dónde han caído. Podríamos hacer una búsqueda con el buscador de Windows en todas nuestras unidades de disco, pero estas búsquedas no destacan precisamente por su rapidez.

Wiztree

En este contexto resultan muy útiles programas como Wiztree. Este software es gratuito para uso personal y su versión portable no requiere instalación. Es muy útil para estudiar la ocupación de nuestro disco duro: nos informa sobre qué archivos o carpetas son los que ocupan más espacio. Con respecto a nuestro problema, la ventaja de Wiztree es que hace búsquedas extremadamente rápidas.

Una vez descargado el programa lo descomprimimos en una carpeta y ejecutamos «wiztree.exe» (si nuestro sistema es de 64 bits, automáticamente arrancará la versión de 64 bits). El procedimiento es el siguiente:

  1. Vamos a la pestaña «Ver archivo».
  2. Seleccionamos la unidad o carpeta en que vamos a buscar.
  3. Pinchamos en «Analizar»: se mostrarán todos los archivos encontrados.
  4. En «Filtro de búsqueda» escribimos el nombre o parte del nombre de los elementos que buscamos. Pueden usarse caracteres comodín: en la imagen hemos buscado todos los archivos con extensión «ttf» (fuentes TrueType).
Wiztree

A la derecha de la imagen remarcamos dos elementos:

  • «Máximo de archivos»: limita los elementos que se mostrarán para no perjudicar la velocidad.
  • «Carpetas»: si marcamos la casilla, se mostrarán también las carpetas.

Por tanto, cuando la problemática de recuperar archivos borrados se convierte en buscar archivos movidos, Wiztree y otros programas similares ofrecen soluciones muy eficaces.

¿Pero qué hacemos si los archivos han sido realmente borrados? Veámoslo a continuación.

Recuperar archivos borrados mediante «Versiones anteriores»

Si pulsamos con el botón derecho del ratón sobre cualquier archivo o carpeta y, a continuación, pinchamos en «Propiedades», saltará una ventana con varias pestañas. En la pestaña «Versiones anteriores» podemos encontrar versiones anteriores del archivo o carpeta con sus fechas correspondientes:

Versiones anteriores

Si pulsamos «Abrir» podremos examinar cada versión y si pulsamos «Restaurar», podremos restaurarla.

Suena muy bien, pero la realidad es que en muchos casos no encontraremos ninguna versión para restaurar. Esto se debe a que estas versiones se sacan de las siguientes características de Windows:

  • Los puntos de restauración: por defecto sólo se habilitan en la unidad donde está instalado el sistema operativo. Se crean automáticamente con algunas actualizaciones y con la instalación de determinados programas. También podemos crearlos manualmente. El problema, aparte de que sólo se creen en la unidad del sistema operativo, es que la creación de un punto de restauración no implica la creación de versiones para todos los archivos.
  • La copia de seguridad con historial de archivos: permite hacer una copia de nuestros datos en otra unidad interna o externa, incluyendo unidades de red. Esta característica, por defecto, viene desactivada. Si la activásemos, sí podríamos acceder a versiones anteriores de nuestros archivos.

Cómo activar la copia de seguridad con historial de archivos

Para activar las copias pinchamos en el menú inicio y en «Configuración»:

Menú inicio

Dentro de la ventana de Configuración vamos al apartado de «Actualización y Seguridad»:

Actualización y Seguridad

A la izquierda seleccionamos «Copia de seguridad». Seguidamente, pinchamos en «Agregar una unidad» para decidir dónde se guardará la copia. Debe ser una unidad distinta de la de sistema, por ejemplo, un disco externo. Una vez elegida, empezará automáticamente a hacerse la copia. Si pinchamos en «Más opciones» podemos configurarla a nuestro gusto.

Copia de seguridad

En cualquier caso, esto sirve para prevenir futuros desastres. Pero si el desastre ya se ha producido, no ser van a generar copias de los datos previas a él.

Software para recuperar archivos borrados

Existen múltiples opciones, casi todas con una versión gratuita y otra de pago. Es importante destacar que, sea cual sea el software utilizado, los datos que se recuperen deben guardarse en una unidad distinta de aquella en la que se perdieron. Esto se debe a que, cuando borramos archivos o carpetas, Windows simplemente marca el espacio que ocupan esos datos como utilizable para que otros programas puedan escribir en él. Por tanto, los datos permanecen hasta que otro programa los sobrescribe. Surge de ahí la importancia de hacer la recuperación en una unidad aparte (por ejemplo, un disco externo): para no sobrescribir aquello que intentamos recuperar. Por eso mismo, conviene usar el ordenador, y esa unidad de disco en particular, lo menos posible hasta que se recuperen los datos. Así evitamos que cualquier operación pueda sobrescribirlos.

Recuva

Recuva es uno de los programas de recuperación de datos más conocidos y tiene una funcionalidad amplia en su versión gratuita.

Tras descargarlo sólo tendremos que elegir el idioma y pulsar en «Instalar»:

Recuva

Una vez instalado, lo ejecutamos y aparece un asistente:

Asistente Recuva

La siguiente pantalla nos pregunta qué tipo de archivos queremos recuperar:

Recuva tipo de archivo

Seguidamente, debemos especificar en qué localización queremos buscar

Recuva ubicación

En la última pantalla del asistente tenemos la opción de activar el «Escaneo profundo», que encontrará más elementos empleando más tiempo de escaneo:

Recuva escaneo profundo

Una barra de progreso nos mostrará el progreso del escaneo. Al final, una ventana listará los archivos recuperables. Un código de colores indica el estado de cada archivo, siendo verde el más favorable:

Recuva recuperados

En esta ventana podemos seleccionar los archivos que nos interesen. Pinchando en «Recuperar» nos pedirá una localización para guardarlos. Insistimos en que esta localización debería ser independiente del disco en que estamos haciendo la recuperación.

Servicios de recuperación de datos

Si hemos llegado hasta aquí y no hemos conseguido nada, sólo nos queda recurrir a un servicio de recuperación de datos como el que ofrecemos en Cordero y Asociados. Estos servicios permiten la recuperación de datos con un alto porcentaje de éxito incluso en dispositivos dañados.